Causa incertidumbre certificado de vacunación para ingresar a espacios públicos

Mazatlecos se cuestionan qué pasará con las personas que por estar enfermas no se pudieron aplicar las dosis y ocupan hacer su despensa

Mazatlán, Sin.- Durante la segunda jornada de vacunación a jóvenes mayores de 18 años y más en Mazatlán, una de las dudas que ha causado inquietud entre este sector de la población fue la obligatoriedad del certificado de vacunación contra Covid-19

Esta medida la anunció ayer el alcalde Luis Guillermo Benítez Torres, quien informó que a partir del 2 de agosto se solicitará este documento a las personas que deseen ingresar en espacios públicos.

Los asistentes al macrocentro de vacunación de la cancha German Evers entraron por bloques de poco más de 200 personas para recibir la primera dosis de Sinovac, mientras que los que esperaban su turno lo hacían en el área de gradas; había alrededor de 800 personas y cuando los primeros en ser vacunados dejaron la cancha, los lugares se fueron recorriendo.

No sólo había jóvenes, también adultos mayores que por una u otra razón no pudieron asistir el día que les tocaba. Después de 15 minutos de haber sido aplicado el biológico, si la persona no tenía malestar, podía retirarse, no sin antes escuchar las recomendaciones como guardar reposo, no asolearse, evitar el alcohol y los mariscos crudos en los próximos tres días.

Entre los asistentes hubo quienes no están de acuerdo, pues hay personas que no pudieron recibir las vacunas porque se enfermaron de Covid-19 o porque hubo personas que no fueron registradas para recibir la vacuna.

«En lo personal, no estoy de acuerdo porque a mi mamá no se la pudieron aplicar porque tiene cáncer y por la quimioterapia, que les baja a las defensas, no se la puede poner, y ella que ocupa ir a hacer el mandado, ¿cómo le va a hacer?», cuestionó una de las presentes.

Otra joven consideró que mejor deberían aplicar bien los protocolos que ya hay, como por ejemplo vigilar que los aforos en los establecimientos sí se cumplan.

«Yo tengo varias primas que estaban esperando la vacuna y se llenaron de Covid en el trabajo y ya no se la pueden poner. Mejor deberían vigilar bien, porque el Malecón está lleno, y por más que digas que la gente se está cuidando, es mentira, los restaurantes de la playa están llenos también, es mentira que están al 50 por ciento«, consideró.

A Martha y a Liliana les pareció buena medida, para que la gente se incentive a vacunarse, aunque mencionaron que también se debe aplicar para el turismo.

«A mí me parece buena medida, porque conozco a varios que no se quieren vacunar y con esto van a sentir la obligación, que se aplique también al turismo, que sea para todos», mencionó Martha.

Pese a estar de acuerdo, aún quedan dudas sobre qué va a pasar con aquellas personas que por estar enfermas no sé pudieron aplicar la dosis en su momento y cuánto tiempo tendrán que esperar para poder ser vacunados.

«Sí es buena medida para que se motiven, pero suponemos que les van a dar chanza a los que no se la han podido aplicar, ya la otra semana terminando esto que digan que va a pasar con ellos, no han sido claros con esa indicación», señaló Liliana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *