Improbable que coronavirus saliese de laboratorio chino: OMS

Las autoridades chinas han mantenido un férreo control de la información sobre las posibles causas de la pandemia, que ha contagiado ya a más de 105 millones de personas y mató a más de 2,2 millones en todo el mundo.

WUHAN, China — Es poco probable que el coronavirus se filtrase desde un laboratorio chino, y lo más probable es que haya pasado a los humanos a través de una especie intermediaria, dijo un experto de la Organización Mundial de la Salud.

Peter Ben Embarek, experto en seguridad alimentaria y enfermedades animales de la OMS, hizo la evaluación el martes en un resumen sobre la investigación del equipo de la agencia de Naciones Unidas acerca de los posibles orígenes del coronavirus, en la ciudad de Wuhan, en el centro de China, donde se reportaron los primeros casos en diciembre de 2019.

El Instituto de Virología de Wuhan ha recopilado extensas muestras de virus, lo que llevó a acusaciones infundadas de que pudo haber provocado el brote inicial filtrando el virus a la comunidad próxima. China ha negado rotundamente esta posibilidad y promovió teorías no probadas sobre que el virus pudo haberse originado en otra parte.

El equipo está considerando varias teorías para explicar cómo llegó el virus a los humanos.

“Nuestros hallazgos iniciales sugieren que la introducción a través de una especie receptora intermedia es la vía más probable y que requerirá más estudios y una investigación más específica y dirigida”, afirmó Embarek.

“Sin embargo, los hallazgos sugieren que la hipótesis de los incidentes en laboratorio es muy poco improbable que explique la introducción del virus en la población humana”, agregó.

La transmisión a través del comercio de productos congelados también podría ser una opción, señaló Embarek.

Además del instituto, el equipo multidisciplinar de la OMS formado por expertos de 10 naciones ha visitado hospitales, institutos de investigación y un mercado tradicional ligado al brote, entre otros lugares.

La visita de la OMS estuvo negociándose durante meses luego de que China accediese ante la enorme presión internacional durante una reunión de la Asamblea Mundial de la Salud el pasado mayo, y Beijing sigue negando los pedidos para una pesquisa totalmente independiente.

Las autoridades chinas han mantenido un férreo control de la información sobre las posibles causas de la pandemia, que ha contagiado ya a más de 105 millones de personas y mató a más de 2,2 millones en todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *