Luchan mazatlecos contra la cuesta de enero

Los ahorros que se tenía se “fueron” con el Covid-19

Mazatlán, Sin.- Los inicios de año siempre son difíciles en el tema económico, pues además de los fuertes gastos que dejan las fiestas de diciembre, la llamada “cuesta de enero”, con el alza de precios y tarifas en productos y servicios, impacta en la capacidad de compra de los consumidores.

En un sondeo realizado por El Sol de Mazatlán, los ciudadanos señalaron que este 2021 la cuesta se torna muy complicada por la crisis sanitaria del Covid-19, pues los ahorros que tenían se fueron con la pandemia, aunado al desempleo.

Carlos dice que dejó un “guardadito” para que los primeros meses de año no se sintieran pesados, pero esta ocasión fue más difícil ahorrar porque se quedó sin empleo por unos meses.

«Trabajando así enfrentamos la cuesta, no hay de otra. Los gastos empezaron desde diciembre con Navidad y Año Nuevo, pero también dejamos un guardadito para estos días, para que no se nos haga pesado. Este año fue más difícil ahorrar, porque nos quedamos sin trabajo», dijo.

Por otra parte, Daniela comenta que no se preparó para hacerle frente a los gastos, pues hubo poco trabajo y los ahorros se gastaron antes de lo previsto.

«Ni nos preparamos para la cuesta, no tuvimos trabajo, los pocos ahorros que habían se fueron con la pandemia, anteriormente sí solíamos dejar un ahorro, pero ahorita no hay de dónde», comentó

Angélica señala que no hay que mal gastar el dinero y emplearlo sólo en lo necesario, por lo que tendrá que dejar algunos gastos que no son de primera necesidad para después.

«Unos días más vamos a ver, no hemos checado el bolsillo, pero sí dejamos un guardadito porque la situación esta difícil. No hay que mal gastar, sólo lo necesario. Los gastos más fuertes son los impuestos de cada año, como el predial, pero por el momento lo vamos a dejar en un segundo plano y ahorrar para lo que se venga, porque el 2020 se acabó, pero el coronavirus sigue», señaló.

Don Roberto, a la fecha sigue desempleado y no se siente preparado para enfrentar los gastos. Lo que más le afecta es el alza en los precios de la canasta básica, ya que comer es una necesidad de diario.

«La verdad, no me siento preparado para los gastos, porque estoy desempleado, no hubo chance de ahorrar, estuvo duro. Lo que más pega es el alza en los precios de canasta básica, porque eso es una necesidad de diario», mencionó.

Bulmaro expresa que va “al día” con los gastos, a como llegue la quincena, en ocasiones ha recurrido al empeño para sobrevivir .

«No me preparé, en cuanto me paguen la quincena, vamos al paso, sí hice un ahorro, pero pagué la tarjeta de crédito, hubo menos trabajo por la pandemia, afectó bastante y casi no se pudo ahorrar. El seguro del carro y el predial son los gastos más fuertes y en ocasiones hemos recurrido al empeño», expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *