Nacional

Las mujeres, con más pobreza e informalidad laboral

Se estima que hay 49.6 millones de mexicanos que viven en una situación en la que los ingresos laborales de su hogar no son suficientes para adquirir la canasta alimentaria básica para todos sus integrantes, 3.5 millones más que en 2020.

La pobreza laboral y la informalidad tienen rostro de mujer en México: Por cada 100 hombres en pobreza laboral en el país , hay 111 mujeres en esta situación, esta proporción registrada en el último trimestre del 2022, es mayor que la registrada en el trimestre previo.

Se estima que hay 49.6 millones de mexicanas y mexicanos que viven en una situación en la que los ingresos laborales de su hogar no son suficientes para adquirir la canasta alimentaria básica para todos sus integrantes, 3.5 millones más que en el primer trimestre del 2020.

Así lo revela un análisis del Observatorio de Economistas, “Cómo vamos México”, donde se establece que 22 entidades federativas mostraron un incremento en los niveles de pobreza laboral de su población respecto a su nivel prepandemia.

Destaca el incremento observado en Aguascalientes, Guerrero, Michoacán, Zacatecas y Querétaro. Hidalgo fue la entidad que mostró mayor incremento en esta materia.

La baja participación de las mujeres en el ámbito laboral es un problema estructural del mercado laboral mexicano:

Al final del 2022, la tasa de participación de los hombres es de 76.5%, mientras que la de las mujeres es 46.2%, una brecha de 30.21 puntos porcentuales.

MUJERES A LA INFORMALIDAD

El reporte advierte que la tasa de informalidad que se registró en el último trimestre del año fue más alta en casi 7 puntos porcentuales para las mujeres.

54.8% de las mujeres cayeron a la informalidad contra el 48% de los hombres. Esta brecha se ha incrementado y va en aumento posterior a los peores momentos de la pandemia como se evidencia: la tasa de informalidad para las mujeres incrementó 0.5 pp respecto al trimestre anterior, mientras que para los hombres disminuyó (-)0.8 pp.

Mientras que en entidades como Oaxaca, Guerrero, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla se registraron tasas por encima del 66%, en entidades como Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Baja California y Baja California Sur las tasas de informalidad se colocaron entre 32.1% y 38% de su población ocupada no agropecuaria.

En el último trimestre del 2002, en las 32 entidades la tasa de informalidad laboral es mayor para las mujeres que para los hombres.

En tanto que en el cuarto trimestre de 2022, 51% de los trabajadores no agropecuarios de México se ocuparon en un empleo informal, tasa menor a la observada en el trimestre anterior (51.2%).

El reporte arroja que la pobreza laboral se ha mantenido en “semáforo rojo” desde el último trimestre del 2018, es decir, en el inicio del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La pobreza laboral para las mujeres se ha encontrado en rojo desde 2008 y esta tasa es consistentemente más alta para las mujeres que para los hombres.

Además de que el porcentaje de mujeres en situación de pobreza laboral es 4.0 puntos porcentuales mayor que el de los hombres a nivel nacional, en todas las entidades federativas del país, hay más mujeres que hombres en esta situación.