Nacional

Enfermedades del corazón superan al covid-19 y son las #1 en defunciones

Las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte en México, superando a los fallecimientos por covid-19.

La diabetes, la hipertensión, los altos niveles de colesterol y triglicéridos, el sobrepeso, la obesidad y en general los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo, son la razón.

De acuerdo con el último estudio preliminar Estadísticas de defunciones registradas correspondientes a 2021, del Inegi, los decesos por enfermedades del corazón, ascendieron a 226 mil 703 casos, lo cual, demostró que hubo 7 mil 999 casos más que en 2020.

Los infartos al miocardio provocaron el 78.2 por ciento de las defunciones.

Casi el 55 por ciento de estos padecimientos se registraron en hombres y las personas de 45 años y más, son el sector mayormente afectado.

«Las defunciones causadas por enfermedades del corazón han ocupado el primer lugar entre las principales causas durante varios años. Entre estas, destacan las enfermedades isquémicas del corazón, que presentan una alta incidencia entre la población que fallece a partir de los 45 años”, señaló el INEGI.

Ante este panorama, Juan Verdejo, cardiólogo clínico del Instituto Nacional de Cardiología «Ignacio Chávez», señaló a Excélsior que para reducir estas estadísticas -que desde 1990, se han registrado en nuestro país-, las familias deben iniciar revisiones médicas a muy temprana edad, sobre todo si en su árbol genealógico ya existen factores de riesgo.

Lo ideal, dijo, es iniciar chequeos periódicos —cada 5 años— a partir de la adolescencia y posteriormente seguir cada dos años en la edad adulta, ya que si la detección se hace de manera temprana se mejora la calidad de vida y se evita la muerte prematura por alguna comorbilidad.

Saquen el álbum de fotos y díganme de qué se murieron los abuelos, si es posible desde los bisabuelos, ¿qué enfermedades han tenido los papás, los hermanos? para saber y poder identificar si en una familia se tiene una tendencia a desarrollar problemas de carácter cardiovascular.

“Que no tenga sobrepeso u obesidad, revisamos cómo está el metabolismo de glucosa, el metabolismo de colesterol. Si todo está perfecto, nos vemos en 5 años, pero como los estudios los empezamos a hacer a los 15, lo volvemos a ver a los 20.

“Cuando llegamos si sigue todo perfecto a los 25 y ya de los 25 en adelante, esto debe ser cada dos o tres años porque se puede alterar la cuestión de carácter metabólico”, detalló.