Nacional

Consolida el ISSSTE la mayor red de atención en urgencias de salud mental en AL

Este año, el ISSSTE logró consolidar la mayor red de atención a urgencias de salud mental en México y Latinoamérica, colocándose a la vanguardia al favorecer un servicio eficaz, digno y con apego a derechos humanos para los derechohabientes.

Así lo informó el director general del instituto, Pedro Zenteno, quien precisó que para atender padecimientos en salud mental, se dispone del Programa Integral de Salud Mental para los tres niveles de atención y la primera Unidad Hospitalaria de Salud Mental más grande del país dentro de un hospital de segundo nivel, en las instalaciones del Hospital General “Dra. Matilde Petra Montoya Lafragua”, en Tláhuac, Ciudad de México.

Ahí, abundó, se brinda servicio integral e interdisciplinario a derechohabientes con patologías psiquiátricas en fase aguda o descompensada, en donde, en un año se atendieron 200 pacientes con protocolos equiparables a centros de primer mundo.

La Dirección Normativa de Salud del instituto puntualizó que los servicios de salud mental se proporcionan en los tres niveles de atención en todo el país y la hospitalización para atender urgencias en salud mental a través de Código Morado opera en 27 hospitales generales, 14 regionales y el Centro Médico Nacional (CMN) “20 de Noviembre”.

La herramienta que se aplica en dicha red de servicios es la Guía operativa para el manejo integral de urgencias en salud mental, denominado código Morado, que estandariza protocolos para atender y canalizar de manera eficaz a pacientes en situaciones de crisis, acorde con la nueva reforma en materia de salud mental.

El Código Morado garantiza que en cada unidad médica exista personal médico general, de enfermería, trabajo social, paramédicos y camilleros capacitados en identificar, intervenir y dar apoyo primario adecuado a un paciente agitado o en crisis de salud mental.

Para brindar estos servicios, se capacitaron a más de 2,000 trabajadoras y trabajadores de atención primaria a la salud y a personal de servicios hospitalarios, y desde octubre de 2021 a junio pasado se habilitaron 161 camas para pacientes que requieran atención en el contexto de una urgencia en salud mental, y ha atendido 386 casos con esta implementación pionera e innovadora para el instituto.

El encargado de la jefatura de Psiquiatría del Hospital General “Dra. Matilde Petra Montoya Lafragua”, José Manuel Hernández Salas, subrayó que contar con un Código Morado es un gran beneficio, ya que anteriormente, los pacientes con problemas de salud mental tenían prolongados tiempos de espera para recibir atención. Ahora, con el funcionamiento de este protocolo tienen la opción de recibir tratamiento inicial rápido y eficaz, y si lo ameritan, ser canalizados a la red hospitalaria especializada, o referidos al control ambulatorio en la consulta externa de psicología, psiquiatría y rehabilitación.

Señaló que hay ciertos síntomas que alertan cuando una persona sufre crisis mental, como enojo, ira, pánico, llanto incontenible, gritos, sacudimiento físico incontrolado, agresividad o impulso de correr o golpear.

“Ante estas manifestaciones, lo primero que hacemos es acercarnos y escuchar activamente las inquietudes del paciente, tratar de entender qué le está pasando, atenderlo con empatía y comprensión”, indicó. En 90 por ciento de los casos esta primera intervención es suficiente para restablecer el equilibrio de las personas afectadas, asegurar su integridad y la de sus familiares.

Sin embargo, cuando estas medidas no inhiben el cuadro del afectado, y por el contrario, escalan sus síntomas, entonces se activa el Código Morado; en el caso del Hospital General Tláhuac es cuando interviene personal especializado como psicólogos, psiquiatras y neuropsicólogos, para brindar otras opciones de manejo, como farmacológico o, si fuera el caso y el paciente lo amerita, ofrecer internamiento para evaluación, diagnóstico y control.