Local

Pide Secretaría de Salud no vincular viruela símica con población LGBTTTIQ+

Advierte que eso genera estigma y discriminación

La Secretaría de Salud Federal, encabezada por Jorge Alcocer Varela, hizo un puntual llamado a no vincular la viruela símica, con una enfermedad que exclusivamente se contrae y propaga entre los hombres que tienen sexo con otros hombres.

Al respecto, puntualizó que la transmisión de esta enfermedad, se propaga de persona a persona y puede producirse por contacto estrecho con secreciones infectadas, sin embargo, “no existe evidencia científica de que el virus de la viruela símica se transmita por vía sexual”, con lo que, advirtió que “todas las personas son susceptibles de contraer la viruela símica”.

Con base en la OMS, la transmisión de persona a persona puede producirse por contacto estrecho con secreciones infectadas provenientes de las vías respiratorias o lesiones de la piel de una persona infectada o mediante objetos contaminados con los fluidos, y hasta el momento, no hay evidencia científica de que el virus de la viruela símica se transmita por vía sexual.

A través de un comunicado, la dependencia señaló que ante la narrativa, que asocia la viruela símica, coloquialmente conocida como “viruela del mono”, a los hombres que tienen sexo con otros hombres y las personas gay “alimenta el estigma y la discriminación que ha alejado a las personas de recibir atención médica adecuada y oportuna”.

Asimismo, estableció que “opiniones sin sustento científico, con una visión estigmatizante y discriminadora, impiden o pretenden limitar intervenciones en salud pública basadas en evidencia científica, y obstaculizan la investigación sobre el presente brote del virus que, de acuerdo con los datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya afecta a 29 países”.

Se precisó que la viruela símica es causada por un ortopoxvirus de la familia de la viruela, que fue la primera enfermedad erradicada por el ser humano gracias a acciones coordinadas de salud pública y coloquialmente se le llama “del mono”, porque en 1958 fue detectada en estos animales; aunque, también se puede encontrar en roedores.

En 1970 se detectó el primer caso en humanos y, desde entonces se han registrado brotes en una decena de países africanos, aunque fue hasta 2003 que se confirmaron casos fuera de este continente, ocasionando brotes de la enfermedad en diferentes años.

“Es indispensable recalcar que atribuir la transmisión de este virus únicamente al contacto sexual es prematuro y alimenta estereotipos que vulneran los derechos humanos de las personas. De igual manera, es imprescindible y muy necesario hacer hincapié en que el virus puede afectar a todas las personas sin distinción de su expresión sexual e identidad de género”, puntualizó la dependencia, al tiempo que especificó que la principal vía de transmisión de la viruela símica es directamente de animales salvajes a humanos.

La Secretaría de Salud a través de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, la Dirección General de Promoción de la Salud, los centros nacionales de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, de Prevención y control del VIH y el Sida, y de Equidad de Género y Salud Reproductiva, en conjunto con el IMSS, ISSSTE, se hizo un enérgico llamado para eliminar los mensajes que vinculen a la población LGBTTTIQ+ con la viruela símica, ya que atenta contra los derechos humanos de las personas, perjudican el acceso de esta población a servicios de salud integrales y de calidad centrados en las personas, y reducen el Estado completo de bienestar de esta población.