Niño de 4 años casi muere congelado en la escuela: lo dejaron afuera porque creyeron que tenía Covid-19

Un pequeño de cuatro años sufrió hipotermia luego de que los maestros de su jardín de niños lo «aislaran» en un salón ubicado en el patio porque supuestamente «tenía síntomas de Covid-19», aunque en realidad sólo presentaba un leve resfriado, según su mamá.

Las autoridades de la Wigton Infant School, en Cumbria, Reino Unido, dijeron a Chloé Wilby, la mamá del pequeño Mason, que siguieron el protocolo establecido ante sospecha de casos del nuevo coronavirus: si detectan uno, aislan al niño lejos de otros alumnos y profesores -pero bajo la supervisión de un adulto- y llaman a sus padres o tutores para que lo recojan.

Sin embargo, la mujer asegura que cuando llegó su hijo estaba en una especie de «cobertizo» afuera de los salones que no contaba con calefacción. De acuerdo con reportes oficiales, en estas fechas, la temperaturas en Cumbria, Reino Unido han oscilado entre los 5 y -2 centígrados.

El niño no podía hablar, tenía los ojos llorosos, temblaba demasiado «y tenía las manos rojas, en carne viva…incluso lo hicieron almorzar afuera, sin jueguetes o juegos, nada», relató Chloé al News & Star.

La mamá, preocupada e indignada por el actuar de la escuela, se retiró con su hijo y lo llevó a un médico, quien le pidió que llamara mejor a una ambulancia puesto que Mason tenía una fuerte hipotermia, que es cuando el cuerpo pierde más calor del que produce y deriva en una baja abrupta de la temperatura.

¿Qué dijo la escuela al respecto?

The Mirror precisa que Geoff Norman, director del jardín de niños, explicó que en la escuela los estudiantes que presenten posibles síntomas de Covid-19 son llevados al salón exterior y un miembro del personal se queda con él hasta que el padre o tutor llegue a recogerlo. Dijo que durante varios meses así habían operado sin mayor incidente.

Sin embargo, tras la emergencia médica de Mason, quien estuvo en riesgo tras sufrir hipotermia, el directivo precisó que ya no volverán a aislar a los casos sospechosos al exterior, sino en un aula dentro de la escuela. Pese a la insistencia de Chloé por que se revise bien lo que pasó, las autoridades del condado de Cumbria determinaron que no había delito que perseguir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *