Buscan seguridad jurídica en el Centro Ecológico de Mazatlán

Mazatlán, Sin.- A pesar de que el tesorero municipal, Javier Alarcón Lizárraga, aclaró que el predio que comprenden las instalaciones del Centro Ecológico de Mazatlán y el Centro de Educación Agrícola y Ambiental no entran en la negociación como pago a deuda con Nafta Lubricantes, David Ocampo Peraza, líder del CEA, señaló que buscan la certeza jurídica para que no haya la menor duda de que dichos polígonos no serán entregados ni en esta ni en ninguna otra transacción comercial.

«En la última reunión de Cabildo yo mandé un documento a los regidores, al presidente, al secretario, a la síndica, con el fin de precisar el asunto que no había duda respecto, que no se iba a entregar un área del CEAA Y CEMAZ en una transacción comercial», señaló.

Agregó que tanto el tesorero como el secretario del Ayuntamiento, José de Jesús Flores Segura, le aseguraron que no estarían dentro del convenio, pero eso sólo de palabra, por lo que se busca se haga también por escrito.

«Tanto el presidente como el tesorero, indicaron que el polígono no estaba dentro del convenio y el secretario el día sábado nos dijo que no estaba considerado y que incluso me lo iba a hacer llegar por escrito», agregó.

La «amenaza» de desalojo es latente, ya que la actual administración no ha firmado el convenio de comodato para el usufructo del terreno: un espacio para desarrollar programas de educación ambiental.

«Desde el 2018 que entramos como Morena, solicitamos que se le diera seguridad jurídica al terreno ese como un espacio para el desarrollo de programas de educación ambiental. Este trámite lo empezamos en diciembre del 2018, en el 2019 se iba avanzando muy bien, el jurídico dio el dictamen, dio un proyecto de un comodato para asegurar el espacio y se la llevaron en dimes y diretes», comentó.

Añadió que CEMAZ si tiene un comodato, pero el CEAA no, pues siempre se han mantenido dentro de los principios del decreto del Bosque de la Ciudad, donde se indica que sus áreas no se deben entregar a nadie, ni siquiera en comodato, por lo que no había motivo para buscar la seguridad jurídica.

«Nos hemos mantenido con un principio inicial, que nosotros indicábamos que las áreas incluidas en el decreto del Bosque de la Ciudad no deberían entregarse a nadie ni siquiera en comodato, eso decíamos nosotros, porque en realidad, lo que estamos haciendo ahí, en nuestras propias organizaciones, es el desarrollo de programas de educación ambiental y era de acuerdo al decreto, ni siquiera había motivo para hacer eso», añadió.

En 2012, el Ayuntamiento de Mazatlán autorizó un dictamen de uso de suelo y un permiso a favor de la empresa Nafta Lubricantes para que construyera una gasolinera en la colonia Palos Prietos. Ante una sentencia de amparo, la empresa presentó una demanda en contra el Ayuntamiento, la cual ganó y ahora el municipio debe pagar 141.8 millones de pesos por perjuicios.

LA CIFRA

Son 141.8 millones de pesos los que debe pagar el Ayuntamiento a Nafta Lubricantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *