En junio, inflación sumó cuatro meses por arriba del objetivo de Banxico

La tasa anual se ubicó en 5.88%; en el mes, los precios que más incidieron fueron gas natural, jitomate, tortillas de maíz y transporte aéreo, entre otros.

La inflación anual en México se ubicó en 5.88 por ciento en junio, con lo cual sumó cuatro meses por arriba del objetivo del Banco de México (Banxico), de entre 2 y 4 por ciento.

La cifra se mantuvo prácticamente sin cambios frente a mayo, cuando la inflación anual fue de 5.89 por ciento, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Ante este escenario, la inflación acumulada en el primer semestre de 2021 es de 3.43 por ciento, la segunda mayor de los últimos 21 años, solo por detrás de 4.39 por ciento que se registró en 2000, destacó Marcos Arias, analista de Monex.

“Las probabilidades favorecen un avance de los precios mayor a 6 por ciento anual. Aunque hay algunas señales, como en el caso de las frutas y verduras y de algunos servicios, que sugieren que los precios podrían revertir cierta parte del comportamiento en la segunda parte del año, la inflación de 2021 será una de las más elevadas de la historia reciente”, destacó el analista.

En junio, los precios de los bienes y servicios, los cuales se miden con la inflación, aumentaron 0.53 por ciento frente a mayo, 0.02 puntos abajo que en el mismo mes de 2020.

Entre los precios que más aumentaron y que tienen más incidencia en la construcción del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) están: jitomate, gas doméstico, loncherías, fondas, torterías y taquerías; tortillas de maíz, transporte aéreo, naranja, carne de res, restaurantes y similares, vivienda propia y carne de cerdo.

Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base, señaló que la tasa de interés subyacente, que incluye los precios de los productos determinados principalmente por la oferta y la demanda y que determina la trayectoria de la inflación en el mediano plazo, se ubicó en una tasa mensual de 0.57 por ciento, la más alta para un mes igual desde 1999.

El indicador subyacente explicó 80.3 por ciento de la inflación mensual, lo que indica que sigue habiendo riesgos inflacionarios en el corto plazo. A tasa anual, la inflación subyacente se ubicó en 4.58%, la más alta desde diciembre del 2017, agregó la analista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *