Despiden por WhatsApp a más de 100 enfermeros que atendieron covid en Zacatecas

Ayer, héroes y hoy desempleados. Más de 100 enfermeros suplentes en el estado de Zacatecas fueron contratados entre abril y mayo de 2020 para dar la batalla contra el covid-19 en el punto más alto de la pandemia, pero esta semana fueron despedidos por medio de un mensaje vía WhatsApp.

Durante un año hicieron guardias de entre ocho y doce horas por apenas 180 pesos y ahora se encuentran sin empleo ni indemnización.

Se trata de suplentes de enfermería que hasta el lunes pasado prestaban sus servicios en el Hospital de la Mujer Zacatecana, así como en los hospitales generales de Fresnillo, Jerez, Loreto y Jalpa.

“Nosotros estuvimos en la temporada más fea y más fuerte de la pandemia, y así de un día para otro nomás la jefa notificó el día 14 a una compañera, le mandó un WhatsApp y le dijo que nos avisara que al día siguiente ya no nos presentáramos, porque ella no se hacía responsable si no nos pagaban”, relató a MILENIO David Villagrana, enfermero general suplente en el Hospital de la Mujer Zacatecana hasta el comienzo de esta semana.

“La indicación es la siguiente: que se van a suspender las guardias por lo pronto; se está justificando para que se queden, pero aún no tiene la respuesta; entonces, ya mañana no se presentan los que estén como suplentes por contingencia”, señala el mensaje compartido a los afectados.

En conversación telefónica, el también enfermero Enrique López subrayó que a él y 15 compañeros suplentes les tocó enfrentar el pico más alto de la pandemia en el Hospital General de Loreto, y aunque ahí nunca hubo un área de atención respiratoria, el personal improvisó e hizo frente a la emergencia durante un año.

“La verdad es muy injusto que nos despidan de esta manera y más que hayamos sido simplemente la bala del cañón, como se dice; estuvimos en primera línea, estuvimos en el pico más alto de la pandemia, como para que no valoren eso y de un día para el otro nos desechen, no es nada justo”, puntualizó. Villagrana subrayó, incluso, que a los enfermeros suplentes les correspondió estar en la primera línea de batalla contra el virus SARS-CoV-2, en sustitución del personal de base que decidió resguardarse en sus casas durante doce meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *