Mario Marín es trasladado a Cancún para enfrentar justicia por Caso Lydia Cacho

A las 20:50 horas de la noche fue subido a una avioneta en el aeropuerto internacional Juan Álvarez de Acapulco

Cinco horas después de haber sido detenido por elementos de la Policía Federal Ministerial de la Fiscalía General de la República, el ex gobernador de Puebla Mario Marín Torres, fue trasladado al aeropuerto internacional de Acapulco Juan Álvarez para ser llevado ante las autoridades que lo reclaman en Cancún, Quintana Roo.

A las 20:50 horas de la noche, el también llamado “gober precioso” apresado en medio de un fuerte operativo de seguridad que se mantuvo desde el mediodía en la calle Citlaltepec de la colonia Cumbres de Figueroa, fue subido a una avioneta en el aeropuerto internacional Juan Álvarez de Acapulco.

Junto con más de una decena de elementos de la Policía Federal Ministerial, Marín Torres arribó a las instalaciones de la terminal aérea del puerto y a cinco minutos después de las nueve de la noche, despegó la aeronave Tipo Hawcer, 800 Ala Fija, Matrícula XC-LPV, con rumbo a Quintana Roo.

Se informó que el ex gobernador viaja “con destino al Ministerio Publico en la Ciudad de Cancún”, donde una juez lo reclama.

Al momento de ingresar al aeropuerto, el ex gobernador era custodiado por cerca de quince elementos de la policía federal ministerial.

Detiene a Mario Marín

El exgobernador del estado de Puebla, Mario Marín (2005-2011), fue detenido este miércoles en Acapulco, en el sureño estado de Guerrero, por presuntamente haber torturado a la periodista Lydia Cacho en 2005 tras destapar una red de pornografía y prostitución infantil.

«El Gobierno de Puebla reconoce a la Fiscalía General de la República su labor de inteligencia para lograr la detención de Mario Marín Torres, esperando que la justicia se aplique con rigor», confirmó desde su cuenta de Twitter el actual gobernador de Puebla, Miguel Barbosa.

Marín era buscado desde hace casi dos años, después de que en abril de 2019 una jueza del suroriental estado de Quintana Roo emitiera una orden de aprehensión contra cuatro personas: el exgobernador, el empresario José Kamel Nacif, el exjefe de la policía estatal, Adolfo Karam, y su director de mandamientos judiciales, Juan Sánchez.

Marín gobernó el estado de Puebla dentro del otrora hegemónico Partido Revolucionario Institucional (PRI).

La activista fue detenida en diciembre de 2005 por una decena de policías que, sin contar con orden de captura, la trasladaron de Cancún a Puebla en un vehículo propiedad del empresario de la industria textil José Kamel Nacif.

El empresario era uno de los principales señalados en el libro dedicado a la investigación del suceso titulado «Los demonios del Edén», en el que la periodista denunció una trama de pornografía y prostitución infantil.

Durante el viaje por carretera de Cancún a Puebla, que duró más de 20 horas, Cacho fue torturada física y psicológicamente, además de sufrir tocamientos e insinuaciones sexuales y ser amenazada de muerte de manera verbal y física.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *